Ensayos en cintas, correas, cuerdas y cordeles

DIN EN ISO 2307, DIN EN 1492, DIN EN ISO 252, DIN EN ISO 283

Sin prácticamente ser conscientes de ello, en nuestra rutina encontramos multitud de correas, cintas y cuerdas sometidas a cargas constantes que deben cumplir con sus funciones de seguridad (cinturones de seguridad, cuerdas de escalada cintas transportadoras, etc.) y, con ello, satisfacer determinadas características de calidad. La reproducción de unas condiciones de aplicación cercanas a la realidad exige estructuras de ensayo complejas, mordazas especiales y una alta fiabilidad al determinar los resultados. Con la gama de productos ZwickRoell, podrá hacer frente a dichas exigencias.
ISO 2307 Probetas cuerda 50kN3
DIN EN ISO 2062 cuerda 25kN

Ensayo de tracción en cuerdas según la norma DIN EN ISO 2307

El ensayo de cuerdas requiere un buen grado de conocimiento y experiencia. Por ejemplo , debe evitarse que la cuerda gire y se abra al fijarla o reducir al mínimo dicho efecto.

La probeta se coloca de forma ergonómica, rápida y suave mediante un principio de bobinado. El material de la probeta se fija solo por un extremo, de modo que este principio también es adecuado para superficies muy sensibles. La probeta se centra automáticamente a través de una ranura guía. La tensión de tracción de la probeta se reduce por el rozamiento en el rodillo de descarga de fuerza. Los topes de sujeción se bloquean mecánicamente, a través de un tornillo (si es necesario con amplificación de fuerza), de una cuña o unidad de sujeción hidráulica.

Asimismo, resulta difícil fijar marcas de medición en la superficie de la cuerda trenzada o torcida. Debido a las energías liberadas en la rotura de la cuerda, se aconseja emplear un extensómetro óptico sin contacto, dado que el recorrido del travesaño se puede definir como magnitud de referencia para la extensión. ZwickRoell ofrece la solución ideal para sus requerimientos de ensayo con su amplio abanico de mordazas especiales para cuerdas en conjunto con extensómetros sin contacto.

Ensayo de tracción en cinturones según la norma DIN EN 1492

Para la determinación de la resistencia de cinturones de seguridad (con o sin cierre), los fabricantes de cinturones de seguridad y fabricantes originales aprecian los sistemas de ensayo ZwickRoell. Para la realización del ensayo de tracción se necesitan mordazas especiales y una carcasa de seguridad resistente a impactos.
Durante otro ensayo se determina la fuerza de desenganche del cierre del cinturón (sin carga y bajo carga de tracción). En este ensayo, la probeta se enrolla en las mordazas de rodillo y se aguanta sola. Este sistema también es recomendable para probetas de materiales sensibles al apriete, ya que en este caso no se emplea ninguna técnica de apriete convencional. Al enrollarlo en la bobina, el material de la probeta queda fijado automáticamente por el cierre por fricción.  De forma alternativa, también se utilizan mordazas con sistemas de inversión en cintas y cinturones. En este caso, las probetas se pueden tensar de forma fácil y rápida. También se utilizan en materiales finos, sensibles al apriete para evitar roturas de sujeción durante el ensayo de tracción o un desplazamiento de la probeta. Mediante una curva de reducción de carga, se reduce la fuerza de tracción antes del tope de sujeción. La probeta se mantiene segura y, de este modo, se evitan roturas. No se puede llevar a cabo el ensayo normalizado. La rotura deberá producirse en la longitud de sujeción libre y no sobre las curvas de inversión. En este caso, para la medición de deformación debe utilizarse un sistema de medición de recorrido, ya que durante la rotura se liberan elevadas energías y el recorrido del travesaño no se puede definir con precisión como magnitud de referencia para la deformación.
DSC_0023

Ensayo de adherencia para determinación de la adherencia de las capas según la norma DIN EN ISO 252

Con el ensayo de adherencia, se determina la adherencia de las capas entre los elementos constitutivos, como en las cintas transportadoras. El material de ensayo se prepara conforme la norma DIN ISO 252. En un extremo de la probeta extraído en dirección longitudinal, se separa la primera capa y, a continuación, se fija en las mordazas. El documento especifica los métodos A y B para la determinación de la adherencia entre las capas, así como entre las placas de cubierta y la carcasa de cintas transportadoras. Las principales condiciones del ensayo cumplen la norma ISO 36. Es aplicable a todo tipo de cintas transportadoras, excepto las cintas sobre soporte de cable de acero y las cintas con soporte textil, cuya resistencia a la rotura nominal sea inferior a 160 N/mm.

Ensayo de tracción en correas de transporte según la norma DIN EN ISO 283

La norma aplicada DIN EN ISO 283 define un método de ensayo para la determinación de la resistencia a la tracción, a la elongación en rotura y a la elongación bajo carga de referencia de cintas transportadoras con carcasa textil en todo su grosor. La probeta recortada del grosor de la cinta transportadora se estira con una máquina de tracción hasta su rotura. Para ello, son necesarias fuerzas de apriete elevadas e individuales para la sujeción de las probetas y se emplean mordazas hidráulicas con las mandíbulas adecuadas. Para la precisión de medición se requiere un extensómetro. Un sistema de medición mecánico sólo se puede utilizar si no se produce ningún riesgo de daño al romperse la probeta.

Productos relacionados(15)

Top